¡¡No entiendo la etiqueta!! (Javi R.)

junio 12, 2008 at 8:00 am Deja un comentario

En un informe de la Confederación Española de Asociaciones de Amas de casa, sanoConsumidores y Usuarios (CEACCU) nos dicen que en una encuesta entre 1.600 familias, el 61% de la gente desconoce que significan las alegaciones que vienen en las etiquetas como rico en bífidus, en omega 3, contiene detoaslasinmunitas, bajo en calorías (¿pero cuantas de bajo?), etc.

Algunas veces, estas indicaciones no cumplen con la legislación nutricional o de etiquetado actuales, y otras veces, simplemente, no acaban de explicar como esperan cumplir sus propósitos saludables u otros puntos que según afirman son capaces de conseguir: bajar de peso, mejorar la función de tu corazón, disminuir tu colesterol….. y así hasta el infinito y más allá. <<Pa chulos, chulos, yo, porque yo lo digo, y porque yo lo valgo>>.

También parece ser que las marcas que han estado empleando un eslogan durante mucho tiempo, y ya se asocia a la marca, pueden usarlo durante 15 años más, aunque no cumplan con la actual legislación. Es decir que si yo digo, <<eyyy churri, como me comas, yo te daré salud>> en mi etiquetado (un poco al estilo perrea, perrea del Chikiliquatre), y esa frase ya va asociada a mi, quiere decir que podría usarla durante 15 años más aunque no fuese verdad. Como dicen en el País.es, <<es más difícil encontrar galletas sin grasas vegetales que apostatar en la iglesia católica o darse de baja en un banco>>.

El mayor éxito de estos productos se da entre el público joven. Y al contrario de lo que se pueda pensar es entre las familias de clases medias y humildes, entre las que más proliferan estos productos, porque como no hay tiempo físico para cocinar, y cada vez hay menos tiempo aún, para suplir esas posibles deficiencias que pudiera haber en la alimentación de los hijos, se compran estos productos “ricos en todo” para los pequeños portadores de nuestros genes, cuando es cierto que una dieta variada es suficiente para cubrir las necesidades nutricionales diarias. Además, la publicidad asocia muchas veces el comprar este tipo de productos al éxito social, porque por ejemplo, si compras leche de la marca X podrás tener un barco y podrás navegar por los 7 mares en plena libertad sin hipotecas, ni facturas, ni preocupaciones, … sólos tú y tu mala leche.

En fin, yo no digo que estos productos no sean beneficiosos para la salud. Muchosetiquetado lo son, aunque también es cierto que hay algunos que no, o no son bien usados, y la publicidad de los envases no cumple con la reglamentación, o las indicaciones son ambiguas, o se escudan en estudios científicos no demostrables. No estoy diciendo que sean malos para la salud, sino que a veces lo que dicen no es tan bonito como lo pintan, y solo en algunos casos.

Y vamos, que no me vengan con que poner el dibujo de un corazón o la silueta de la mujer perfecta en el envase de un producto alimenticio no es decir que nuestro producto es bueno para la salud. Es como si yo pesara 300 kg, pero llevara una camiseta que dijera: <<sí, pero son 100% pura lorza de omega 3>>.

Fuente: ElPaís.es

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized. Tags: .

Agua embotellada de un glaciar en España (Javi R.) Festival de los sentidos (Ana E.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed



A %d blogueros les gusta esto: